Para muchos novios es muy complicado crear sus votos matrimoniales, básicamente por dos motivos:

  • Les da muchísima vergüenza decir todo lo que sienten a su pareja delante de sus invitados.
  • Saben muy bien lo que sienten por su pareja, pero no saben cómo expresarlo.

Si estás en alguna de estas situaciones, tienes claras dos cosas: estás seguro del paso que estás dando y, además, estás totalmente enamorado de tu pareja, y por eso se te hace tan difícil este momento.

Pero no te preocupes porque voy a darte unas claves para que sea mucho más sencillo.

Lo primero que tienes que saber es que el momento de los votos matrimoniales es el más esperado y emotivo de la ceremonia, ya que es cuándo los dos estáis mostrando vuestro amor. Es vuestro momento de expresaros y mostraros tal como sois comprometiéndoos mutuamente.

Antes de empezar a escribir:

¿Cuánto debe ocupar o durar? Yo siempre aconsejo que no se mida por tiempo, ya que, con la emoción del momento, hay personas que leen más deprisa o más pausado. Para que no sea muy largo y los invitados estén atentos al 100%, sugiero un máximo de una cara de un folio por cada miembro de la pareja.

Deja la vergüenza a un lado. A la hora de crearlos, no pienses en los invitados, sólo en tu pareja y en lo que te gustaría decirle ese día tan especial.

Empieza a escribir con tiempo. Puede ser que cuando empieces a escribir no te venga la inspiración para que quede como realmente como te gustaría. O bien, que lo leas unos días después y quieras hacer cambios o añadir algo que no recordaste poner.

¿Cómo puedo empezar?

Sé tú mismo. Cuando empieces a escribir sé tú mismo. Exprésate como lo haces normalmente. Si eres gracioso, romántico, ingenioso… seas como seas, no intentes cambiar tu forma de mostrarte ese día. Precisamente es el día en el que más auténtico tienes que ser para disfrutarlo a tope y que tu pareja te vea realmente tal y como eres.

Momentos. Recuerda cómo os conocisteis, qué te gusta de tu pareja, vivencias, viajes, hobbies que tengáis en común, canciones, pelis, etc. En definitiva, momentos especiales que hayáis tenido. También en cosas cotidianas del día a día. Recuerda… los pequeños detalles hacen tu día más especial.

Cualidades. Piensa en cualidades de tu pareja. Qué te gusta de ella, cómo te hace sentir y por qué es tan especial.

Compromiso. Y por supuesto… a qué te comprometes a partir de ese día. Debes hacerlo de forma sincera, que sea un objetivo realista, alcanzable, que puedas cumplir. Piensa que este compromiso te va a servir sobre todo, para cuando no estéis pasando un buen momento. Te servirá para coger fuerzas y que juntos podáis superar todos los obstáculos que puedan surgir en vuestra vida.

BONUS:

Privacidad. Para que sea un momento realmente especial, no olvides que antes de la ceremonia tu pareja no puede leer tus votos, de esta forma conseguirás sorprenderla y emocionarla.

La música que escojáis de fondo podéis decidirla de forma conjunta.

Para finalizar:

Ensaya. Lee tus votos con anterioridad imaginando ese momento, evidentemente, tú solo. De esta forma conseguirás soltarte y estar más relajado en la ceremonia.

Si necesitas más ayuda, no dudes en contar conmigo. Y no olvidéis mandar una copia de vuestros votos a la Maestra de Ceremonias, esto os puede salvar si ese día con los nervios os despistáis y no los lleváis encima.

 

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!

Abrir chat
1
Hola!!
Soy Pilar. Cuéntame qué necesitas.